Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

miércoles, 14 de febrero de 2018

Joyas para la uretra


Cuentan que en la Antigua India, allá a comienzos de nuestra era, algunos príncipes hindúes que gustaban de adornarse el cuerpo con joyas de todo tipo, desde cadenas y pulseras hasta pendientes o piercings ubicados en diversas y múltiples zonas de su anatomía, idearon un elemento decorativo destinado a ser emplazado en el pene. A modo de gran anillo que circundara el glande bajo su corona, le sería añadido un brazo al mismo que, partiendo del aro, se sobrepusiera al bálano para terminar la punta del mismo inserta dentro del meato urinario o apertura de la uretra. Antecedente más lejano de lo que posteriormente sería conocido como penis plug y que ya entonces, dos mil años atrás, nos habla de la fusión entre joya y juguete uretral al perseguirse no sólo el adorno del falo, sino inclusive el disfrute sexual al permitirse el roce constante del adorno con las paredes de la fosa navicular, logrando con ello el goce sensorial del pene y de la uretra.



Pasados múltiples siglos, ideado el penis plug como juguete uretral y casi olvidado el origen primitivo del mismo como adorno anatómico, el desarrollo de este útil sexual en los últimos años y la aparición de un sinfín de diseños que varían la forma aunque no el fin sexual del mismo, ha permitido la recuperación de su uso como joya peneana o, al menos, la presentación de nuevos modelos que en una simbiosis entre el empleo masturbatorio y la función decorativa se venden como juguetes ornamentados que rompen con la línea habitualmente sencilla de los mismos.



¿Qué os parece si hoy, día de los Enamorados, hacemos un pequeño repaso por esta serie de originales penis plugs que permiten valorar la posibilidad de follarte la verga con toda una joya? Una idea fabulosa para regalar a tu pareja o, por qué no, a ti mismo. Al fin y al cabo uno debe amarse sobre todo a sí mismo, y regalarse una joya para la uretra es una genial idea y plausible forma de demostrarlo. ¿No creéis?  ;)




Basándonos en los diversos modelos de penis plugs ornamentados, lanzados y existentes actualmente en el mercado, proponemos la siguiente clasificación de estas joyas para la uretra, compuesto el listado por cuatro tipos distintos de esta particular alhaja peneana. ¡Comencemos! ;)

a) Penis plugs rematados con una piedra preciosa:

Entre los penis plugs ornamentados que últimamente campan por el mercado, posiblemente el más habitual y fácil de encontrar sea aquél cuya terminación superior, contraria al extremo que se inserta dentro del conducto urinario, se presenta rematada con una gema o piedra preciosa, en la mayoría de los casos de imitación. En múltiples colores, puedes tener tu penis plug, sea cual sea su tamaño, forma, o disponga o no de aro con el que poder asirlo, rematado por una esmeralda, un rubí, un topacio, o con cualquiera de las gemas de imitación dentro de la generosa gama de opciones que suelen ofrecerse, convirtiendo un sencillo útil sexual en todo un aderezo que permitirá poder follarte el rabo con toda una alhaja.




 b) Penis plug rematados con adornos:

Menos habituales que los penis plugs rematados con una piedra preciosa (o imitación de gema), es también posible encontrar este tipo de juguete masturbatorio terminado en un adorno, habitualmente metálico, que rompe al igual que en el caso anterior con la sencillez del penis plug corriente, dándole un toque artístico a la par que ornamental. Introducido en plug dentro del pene, el adorno sobresaldría luciéndose sobre el glande, decorado así bálano y pene de esta manera.





c) Penis plug de colores:

El menos habitual, dada la naturaleza metálica del penis plug, sería el plug peneano de colores. Si bien carece de aderezos o elementos añadidos, el hecho de presentarse policromado permite romper con la línea habitual, convirtiéndolo en todo un adorno para la polla y la uretra en sí.


 d) Penis plugs permanentes:

Posiblemente el penis plug que más se asemejaría al primitivo adorno que, varios siglos atrás, era usado con el fin de ornamentar el falo de su dueño, sería aquél cuyo diseño permitiera la colocación del mismo sobre el pene, quedando fijado al miembro viril. Si bien ya existen plugs ideados para ser colocados de manera fija en la verga, habitualmente gracias a la existencia de un aro que quedaría encasillado bajo la corona del glande, existen modelos alternativos que rompen con la línea asidua, ofreciendo plugs fabricados como auténticos adornos que, al ser colocados sobre el bálano, permiten la ornamentación más inequívoca sin que deje de cumplir el útil su función estimulante y, como tal, masturbatoria.

Sería el caso, por ejemplo, del conocido como "crown penis plug" (plug peneano de corona), de cuyo plug o largo a insertar en sí, parte desde su terminación última una serie de ramas (en tríada, individual en algún diseño alternativo), que a modo de brazos cubrirían el glande como si de una corona del capullo se tratase. Algunos fabricante, inclusive, ofrecen este producto bañado en oro, convirtiendo un plug que ya es todo un adorno, en una auténtica, original y moderna joya para la uretra.







1 comentario:

  1. Buen artículo, los Indios y los árabes son muy entendidos en estas materias que nos hacen delirar de placer.
    Favor publica lo que te envíe a tu correo, ahí me verán en acción

    Saludos
    Urethralcore

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...