Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

viernes, 30 de mayo de 2014

Probando en Jalisco

Desde la Guadalajara mexicana, un nuevo seguidor del blog ha querido compartir sus inicios en el mundo del uretralismo con todos los visitantes y amantes del sounding. Al parecer, descubrió este blog por casualidad, y desde que lo hizo se sintió con ganas de probar en esta práctica masturbatoria tan especial y alternativa. Y aquí tenemos el resultado: una primera prueba en el mundo del sounding, desvirgándose su uretra con un fino objeto metálico. Un pequeño paso para descubrir el amplio mundo de las sensaciones que brinda el conducto uretral, que es todo un gran comienzo en el mundo del urethral play. Desde este blog, y para este seguidor de Jalisco: ¡enhorabuena por el comienzo! ¡Muchas gracias por haber querido compartir la desvirgez de tu verga con todos nosotros! ¡Sigue así! ; )



miércoles, 28 de mayo de 2014

Scott Taylor: the Dickhole Guy



Si hace un par de días pudimos comprobar las cualidades que algunos tipos demuestran a la hora de poder introducir el dedo a través de su uretra, hoy os quiero presentar a quien, en ese tema, fue el gran maestro. De hecho, se le llegó a apodar como The Dickhole Guy, o lo que vendría a ser en castellano, "el chico del agujero del pito", a raíz de su aparición en un film titulado My Masters donde, en su solo, mostraba la facilidad con que lograba introducirse su propio dedo por el pito, alcanzando su verga con la boca para meterse la lengua por el meato también, disfrutando abiertamente de ello hasta lograr terminar con un buen corridón. Hablamos de Scott Taylor (Scott Taylor Hampton), un histórico actor porno gay nacido en Ohio (USA), en 1.954, y fallecido cuarenta años después como víctima del SIDA. A continuación os dejo con la actuación que Scott Taylor realizó para Christopher Rage, fechada en 1.986, ayudando a que este vídeo no sólo se convirtiese en un film porno de culto, sino además toda una referencia al sounding de los años 80, y a la historia del mismo.



lunes, 26 de mayo de 2014

A falta de juguetes... buenos son los dedos


Sé que es la fantasía de muchos, pero no todos lo pueden lograr. Hacerse un dedo con la uretra, o lo que es lo mismo, lograr introducir más que la yema de tu dedo dentro de tu polla, es algo que a muchos amantes del sounding les gustaría poder realizar, pero es muy difícil de conseguir. Habría que lograr una dilatación de la uretra extrema lo cual, además de complicado, también es arriesgado. Sin embargo algunos lo logran, y cuando es así, no tener un juguete a mano no les impide practicar sounding con su polla. Para ellos, a falta de juguetes... buenos son los dedos ; )






sábado, 24 de mayo de 2014

Las mistress de la Cruz Roja (fotos)


Ya se sabe que cuando uno ha padecido un accidente, lo mejor es llamar a una ambulancia para que te atiendan. Lo que no se esperaban estos maromos es que las enfermeras que les iban a cuidar son, además, todas unas mistress especialistas en someter a todo hombre que cae en sus manos a los que, entre cura y cura, administran sesiones de lo que más les gusta practicar, entre lo que no puede faltar una buena sesión de sounding. Es lo que ocurrirá si caes en manos de una mistress de la Cruz Roja ; P





















viernes, 23 de mayo de 2014

Lubricando bien, para correrse bien

Este tipo lo sabe bien: para realizar una buena jugada de sounding, lo mejor es lubricar generosamente. Así, no sólo introducirás mejor el juguete y prevendrás lesiones o daños, sino que el objeto que te metas por la punta del rabo se deslizará más suavemente, producirá mayor placer y, como consecuencia de ello, la corrida será segura y buena, como la que él se pega ; )







miércoles, 21 de mayo de 2014

El Doctor Azz practicando consigo mismo


Al Doctor Azz ya lo conocemos. Le hemos visto tratar a varios pacientes a los cuales, tras un buen chequeo, ha procedido a dilatar la uretra si así creía conveniente que tenía que hacerlo. Se implica tanto en el tratamiento, que no le importa compartir dilatador con los jóvenes que pasan por su consulta para que el procedimiento sea más ameno. Incluso, ya en casa, le gusta practicar consigo mismo. Desde luego, este doctor sí que le pone empeño en ser todo un especialista en los tratamientos uretrales, aunque yo más bien creo, después de verle practicar con penis plugs, dilatadores diversos y juguetes uretrales, incluso el electrosounding o a introducir líquidos en su conducto urinario, que a este tipo le pone bien caliente el sounding, y la corrida que se pega no hace más que corroborar mi pensamiento...  ; )

Si queréis ver al Doctor Azz en su consulta, no dejéis de visitar las entradas que encontraréis a través del siguiente enlace:











lunes, 19 de mayo de 2014

Tipos de dilatadores médicos uretrales: Van Buren y Rosebud


Estimados morbosetes y amantes del sounding: tras hablaros de los dilatadores médicos uretrales de los tipos Dittel, Hegar y Pratt, hoy es el turno de los dilatadores de tipo Van Buren y Rosebud, algo menos conocidos que los anteriores, pero igualmente utilizados no sólo con fines médicos, sino dentro del mundo del sounding. Como en los casos ya descritos, también estos útiles médicos están fabricados con acero inoxidable fino. Sin embargo, sólo los Van Buren ofrecen, como los otros modelos ya descritos, una escala en base al grosor de su diámetro, no siendo así con los dilatadores del tipo Rosebud, como veremos a continuación.

- Dilatadores Van Buren:

Los dilatadores médicos uretrales Van Buren deben su invención, y nombre, al ilustre doctor William Van Buren, primer Jefe de Urología del Centro Médico de la Universidad de Nueva York durante los años centrales del siglo XIX. En su afán por tratar las estrecheces uretrales, el doctor Van Buren diseñó un nuevo dilatador, a camino entre los dilatadores Dittel y Pratt. Así, el dilatador Van Buren se compone, como los Dittel, de una alargada varilla metálica recta, pero, como en el caso de los Pratt, ésta se curva en su tramo final, siendo esta terminación la destinada a ser introducida dentro del conducto urinario. Sin embargo, el ángulo presentado por el dilatador Van Buren supera incluso al visto en el dilatador Pratt (que ya superaba la curvatura del Hegar), llegando a alcanzar los 45 º, o incluso el propio ángulo recto. Este diseño, destinado para casos especiales de estrechez uretral, hace que este dilatador no sea habitualmente común ni usado entre los amantes del sounding, pues la inserción del mismo se puede volver dificultosa, especialmente en estado de erección del pene. Contrariamente, en estado de flacidez esta curvatura facilitaría la superación de la curva infrapúbica, así como la llegada del dilatador a la propia vejiga.













- Dilatadores Rosebud:

Los dilatadores médicos uretrales del tipo Rosebud han comenzado a adquirir cierta fama dentro del mundo del sounding, especialmente en la práctica del urethral play dentro de las parejas heterosexuales. Su particular diseño, donde sólo la terminación a ser introducida dentro del pene es la que varía de grosor, mientras que el resto del dilatador, o varilla, se presenta como un fino tubo de estrecho diámetro, hace que muchos principiantes u hombres que van a dejar sus genitales en manos de sus compañeras lo vean como más seguro o fácil de ser introducido dentro del conducto urinario, al ser sólo una pequeña porción del útil la que dilata la uretra, y no la totalidad del dilatador en sí. Esta terminación del dilatador tan especial es la que le da nombre al dilatador (se podría traducir rosebud como capullo de rosa), presentándose como una especie de cilindro, más o menos alargado según el fabricante, de acabados redondeados. Esta terminación podría ser añadida a dilatadores que siguen el diseño Van Buren, dando como resultado un dilatador rosebud de terminación ampliamente curvada y rematada en punta gruesa redondeada, que une las cualidades de un dilatador con las del otro.








domingo, 18 de mayo de 2014

Tipos de dilatadores médicos uretrales: Dittel, Hegar y Pratt


Estimados morbosetes y amantes del sounding: seguramente a estas alturas muchos de vosotros sabréis que uno de los mejores artículos para practicar sounding y jugar con nuestra uretra es el dilatador médico uretral. Este útil sanitario, diseñado fundamentalmente para, como su nombre indica, dilatar el conducto urinario o uretra (bien por estrechez natural de la misma, o por cerramiento del caño en algún punto concreto como resultado de alguna enfermedad o padecimiento urológico), y tomado después como juguete por todos aquéllos a los que introducir un objeto dentro del pene supera los límites de la medicina, puede presentarse, sin embargo, en diversos diseños, ideados todos y, en definitiva, para poder ser introducidos dentro del canal uretral logrando alcanzar el bien médico perseguido sin dañar el órgano genital. En la actualidad, son cinco los modelos de dilatadores médicos uretrales más habituales no sólo en el mundo de la medicina, sino también en el mundo del sounding. Todos ellos están fabricados, como la mayoría del material médico o quirúrgico, con acero inoxidable, presentándose cada tipo en un variado número de grosores, diferenciados según los milímetros que marcan su diámetro. Podemos distinguir así entre los dilatadores médicos uretrales de tipo Dittel, Hegar, Prat, Rosebud y Van Buren, de los que os hablaré en dos entradas, centrada ésta en los tres primeros de ellos.

- Dilatadores Dittel:

Los dilatadores de tipo Dittel son, en cuanto a su diseño, los más sencillos. Se trata simplemente de una varilla metálica recta, cilíndrica, redondeada en la punta a ser introducida dentro del pene, de igual grosor en todo su largo a excepción de la terminación última donde, para poder ser asido con facilidad, presenta una plancha plana que forma parte de la misma fábrica del dilatador en sí, donde figura habitualmente el número de grosor del mismo. El hecho de que sea totalmente recto hace que sea uno de los preferidos para los principiantes en el mundo del sounding. Sin embargo, esta misma cualidad impide que el dilatador sea pueda ser introducido más allá de la curvatura infrapúbica del conducto uretral.











- Dilatadores Hegar:

Los dilatadores médicos uretrales del tipo Hegar son los más conocidos y utilizados dentro del mundo del sounding. A diferencia de los dilatadores Dittel, los dilatadores Hegar presentan una curvatura ideada para facilitar la introducción del mismo en la uretra, y poder superar sin dificultad tanto la curva prepúbica (en caso de ser insertado en estado de flacidez del pene), como la infrapúbica. Existen los dilatadores Hegar que, parecido al caso de los Dittel, presentan en la terminación opuesta a aquélla redondeada e indicada para ser introducida dentro del falo, un planchado de la propia barra cilíndrica que conforma el dilatador, diseñado para poder ser éste cogido con facilidad, y donde incluir inscrito el número de grosor del mismo. Sin embargo, los dilatadores Hegar más usados ofrecen, por el contrario, una curvatura doble, semejando dos dilatadores Hegar unidos por sus terminaciones contrarias pero cuya curvatura se orienta hacia lados opuestos, cuya función es no sólo la de poder agarrar el dilatador mientras introducimos el mismo en el pene, sino además poder usar el útil por ambos lados, al poseer en muchos casos diámetros distintos en cada una de sus partes, o incluso introducir entero el mismo dentro de la verga, que en estado de flacidez presenta sus curvaturas, prepúbica e infrapúbica, igualmente orientadas hacia lados opuestos una y otra.














-Dilatadores Pratt:

Los dilatadores uretrales de tipo Pratt son bastante semejantes a los dilatadores Hegar. Al igual que los segundos, presentan una ligera curvatura que facilita la introducción del útil dentro del conducto urinario. Sin embargo, el curvado no es continuo a lo largo de todo el dilatador, sino que se ofrece únicamente en el extremo a ser insertado, mostrándose el resto del largo del dilatador recto, como si de una simbioisis entre los dilatadores Dittel y Hegar se tratara. Esta terminación curvada puede ser ofrecida además en otra variedad dentro del mismo tipo de dilatador. En este caso, la porción de dilatador que figura previa al ángulo de curvatura sería recto, curvándose después para continuar completamente allanado a lo largo del resto del artículo. Como en el caso de los dilatadores de tipo Hegar, los Pratt también pueden ser presentados con terminación doble, o bien con terminación única, teniendo en este último caso un planchado en el extremo contrario a aquel diseñado para ser introducido, ayudando al agarre y donde poder inscribir el número de grosor del mismo.













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...