Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

sábado, 30 de diciembre de 2017

¿Cómo te gusta ponerte para follarte el rabo?


¡Saludos morbosetes y amantes del sounding! Inmersos en plenas fiestas navideñas, seguro que para más de uno es también ocasión de disfrutar de un merecido descanso, de unos días libres o, inclusive, de un periodo más o menos largo de vacaciones con el que poder relajarse y recuperar fuerzas para afrontar con ganas y energía el año próximo que está a punto de comenzar. Días de asueto que podéis aprovechar para realizar mil cosas. ¿Por qué no disfrutar cómodamente del sounding?

Al calor del hogar, cualquier espacio en bueno para llevar a cabo la práctica que tanto nos gusta: el baño, el dormitorio, el salón... Pero no sólo podemos encontrar variedad a la hora de escoger el rincón de nuestro recreo. Hay mil posturas para poder follarte el rabo. ¿Cuáles? De pie, por ejemplo, podría ser una de ellas...





Aunque seguramente a la mayoría guste mucho más estar descansado y jugar sentado...




Y ya puestos, podemos alcanzar una mayor comodidad si, toda vez sentados, recostamos nuestra espalda apoyándonos sobre unos cojines, en un sofá o en la propia cama.





¿Qué os parece si, además, ponemos las piernas por alto? Más holgados aún, ¿no creéis?






Pero si de comodidad se trata, quizás tumbarse completamente sea la mejor opción. Por sitios no será. ¿Os animaríais a sondaros tumbados sobre el suelo?



¿Mejor sobre el sofá? ¿O nos vamos a la cama?






Sea cual sea la postura que más te guste para follarte el rabo, lo importante es disfrutar de la sondada. Espero que podáis gozar del sounding durante estas fiestas, pero sobre todo que no falten petadas de verga en el año nuevo que está a punto de comenzar. Os deseo que sea un año de sondadas, placer inmenso, diversión y, con todo ello, muchísima felicidad y bienestar. 

A todos los seguidores, visitantes, colegas de sounding y amantes de las folladas de rabo...

¡Feliz Año Nuevo! Happy New Year!
¡Nos vemos en el 2.018!

jueves, 28 de diciembre de 2017

Desde México, el sondero Saúl


¡Saludos morbosetes y amantes del sounding! Hoy os presento a un seguidor más del blog que ha querido sumarme a la cada vez más larga lista de sonderos que han querido compartir a través de este espacio en la red sus petadas de rabo con el resto de amantes del sounding. En este caso se trata de Saúl, que nos remite desde México las imágenes tomadas de sus jugadas tanto con un cable, como con la patilla de unas gafas. 

Saúl se puso en contacto con el blog dos años atrás. Le había llamado la atención esta práctica y quería saber cómo poder llevarla a cabo. Fue idea suya el que me autofilmase a mí mismo sondándome mientras explicaba la técnica, para la lección cuarta de la serie "Sounding para principiantes". Las lecciones parece que han dado su fruto, y hoy es él el que se muestra insertándose útiles por el nabo. Parece que Saúl aprendió bastante bien y, desde luego, aprueba sobradamente, y con nota, la materia. ¿Vosotros qué creéis? ;)

Mi mayor agradecimiento a Saúl por haber querido compartir estas imágenes y sondadas con el blog y resto de seguidores. Todo un premio a la labor ilustrativa del blog que, de esta forma, puede ver confirmada la tarea educativa ofrecida en pro de traer el sounding a más chicos, por todos los rincones del planeta. Ojalá que al año que viene se unan al mundo del uretralismo muchos maromos más. ¡Aquí serán siempre bienvenidos! ;)







martes, 26 de diciembre de 2017

¿Os apetece un poco de chocolate?


Uno de los muchos elementos relacionados con las fiestas navideñas que más destaca por estas fechas es, sin duda, la repostería. Dulces de todo tipo, de todos los ingredientes y de todos los sabores llenan las despensas y no pueden faltar a toda hora acompañando los postres, en la sobremesa, o sencillamente dispuestos a mano para poder picar de ellos en cualquier momento.

Uno de los productos que más triunfa es el chocolate. Seguro que no son pocos los seguidores del blog que se pirran por este manjar de origen olmeca. Justamente desde la tierra donde por primera vez se saboreó esta exquisitez, nos escribe David para confesarnos que le encanta este derivado del cacao. Tanto es así que no le importa mezclarlo por su otra pasión: el sounding. Como resultado, una sondada chocolateada que hizo los placeres de David, y seguro que será del gusto de más de un visitante... ¡Qué aproveche! ;)

(David ya nos habló con anterioridad sobre su pasión por el sounding a través de una entrevista, cuyo enlace os dejo a continuación; podéis encontrarle a través de Facebook, en su actualizada cuenta "Cua David")




domingo, 24 de diciembre de 2017

Un cuento para Navidad


¡Saludos morbosetes y amantes del sounding! A las puertas de la Navidad, ¿qué os parece inaugurar las fiestas con un cuento? Son muy típicas por estas fechas las historias en las que se resaltan valores como la fraternidad, la bondad o las buenas virtudes, muchas veces con un trasfondo mágico detrás o convirtiéndose más de un sueño en realidad. Pero: "¿qué tiene que ver eso con el sounding?" Seguro que os estáis preguntando. En el mundo del sounding también pueden darse la confraternización, la unión entre tipos a través de mencionada técnica, logrando no pocas veces que nuestra fantasía sondera más inalcanzable se vea vuelta verdad.

El comic que os traigo hoy podría presentarse como nuestro particular "cuento de Navidad". De la mano del artista Michinoku Atami, tenemos la obra "Hajimari wa Naka kara". Protagonizada por Itoguchi-Kun y Kiyama-San, los protagonistas se verán inmersos entre sus páginas en una experiencia única que les llevará a ver cómo sus fantasías sexuales más recónditas cobran vida, con el sounding como línea conductora.

Esperando que os guste la obra, humildemente traducida del inglés al castellano por el que os escribe (no olvidéis que la lectura del comic debe realizarse de derecha a izquierda), os remito con este trabajo mis mejores deseos para estas fiestas, deseando que, al igual que estos dos personajes, también vosotros podáis ver vuestros sueños transformados en realidad.

A todos los seguidores, visitantes, colegas sonderos y amantes del sounding...

¡Feliz Navidad! Merry Christmas!



- Itoguchi-Kun. ¿Tiene un segundo? Los valores del cargo son incorrectos.

- Ah..., lo siento. Los corregiré inmediatamente.

- Por favor.

No me lo esperaba.


Nunca pensé que Kiyama-San... hiciera "eso"...
Hay muy pocos compradores hoy... Tan sólo tres personas, huh. Mm?
Este nombre... ¿Podría ser que tuvieran el mismo nombre?



Si recuerdo correctamente... Kiyama-San siempre va a beber a Hachijouji...
Esto comienza a ponerse interesante.

-  Terminé con las correcciones. Por favor, verifíquelo.



- Qué rapidez. Gracias.

( Nota: Hoy traje un catéter uretral; te esperaré para que vengas a casa)

De lo contrario, gracias por no ponerme en evidencia por mi atrevimiento.



- Heh, justo como imaginé. Estaba bastante claro.

- Eres el administrador de esa página, ¿verdad? 

- Sí.

Incluso estaba sorprendido. Quién  iba a decir que Kiyama-San tuviera ese tipo de hobby.

- Hace tiempo, tuve la oportunidad de utilizarlo con la chica con la que salía. Por lo que creo perfectamente que también puede ser usado como hobby.

- Itoguchi-Kun. "Eso" no será necesario. Te pagaré la cantidad que quieras, así que...

- No era mi intención amenazarte.



- Simplemente, estoy interesado en ti. ¿No está Kiyama-San interesado... en esto también? Te enseñaré a usarlo.



- Ya que la uretra es una zona bastante delicada, aunque te lo hagas a ti mismo es recomendable usar guantes. ¿Qué estás haciendo, Kiyama-San? Abre las piernas.

- Itoguchi-Kun. Finalmente... 

- Haha... ¿Ya estás excitado por lo que viene?



- Incluso estás un poco mojado. Entonces... vamos a comenzar con uno fino.

- Sí...

- ¿Ah? Ha entrado sin esfuerzo. ¿No es tu primera vez?



- ... No hace mucho tuve un problema de uretritis, y debido al tratamiento tengo algo de experiencia.

- Heh... ¿y es por lo que se convirtió en un hábito que se siente tan bien? Pero la manera de insertar en el tratamiento, es completamente distinta a la usada para obtener placer, ¿no? Esos gemidos...



- Al final de la uretra... aquí. ¿Se siente mal alcanzando esa zona? Kiyama-San?

- B-, bien! Se siente... tan... bien...

- ¿Por qué entonces esa cara...?



- No puedo aguantar más...

- ¿Esa nueva expresión es resultado de tocarte aquí?

- ¿Itoguchi-Kun...?



- Todo va bien. Haré que se sienta mucho mejor.

- A-, ahí... ¿por qué ahí...?



- Eh... ¿qué fue eso...?

- No aguantas que te acaricien por delante y por detrás, ¿no? 

- Ah... no por ahí... Sácalo, por favor...

- Eh..., me pregunto qué debería hacer...



- Ah..., sácalo, sácalo.

- Es una broma.



- Asombroso... ¿Podría ser que te corrieses? Y todavía no te lo he sacado.

(Algo va mal. Aunque incluso no sea gay, yo...)

- ... eso. Tú también.

- Kiyama-San.



- No quiero el dinero. Permíteme hacer algo mejor.

- ¿Itoguchi-Kun...?



Uwaw... Dentro se siente tan bien...



- Kiyama-San...



- Lo siento, voy.. voy a correrme...

- Venga... Córrete dentro...

- ¿Puede ser que lo hicieras a propósito...!



- Me correré hasta la última gota.




- Te corriste con fuerza gracias al catéter que tenías metido.

- Sácala rápido, por favor.

- Perdón.



- Ah... Kiya...

- ¿Cómo usarlo?

- ¿Eh!

- Eso... ¿Podrías enseñarme a usarlo mejor...? ... con placer.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Enredando por la cocina


A las puertas de las fiestas navideñas seguramente ya en muchos hogares se estén comenzando a idear y preparar la infinidad de platos que se servirán estos días en que, entre unos festejos y otros, no se parará de guisar y pasar buena parte de los últimos días del año, y primeros del próximo, metido en la cocina. Una buena ocasión para que los aficionados a moverse entre fogones puedan disfrutar elaborando suculencias e interpretando las recetas de la familia, pero también un momento ideal para que más de un amante del sounding pueda pasarlo en grande mientras enreda por la cocina. ¿Os imagináis por qué...? ;)

Si deseáis ver a otro nutrido grupo de maromos haciendo un uso muy particular de la cubertería, no dejéis de visitar la entrada cuyo enlace os dejo a continuación:





miércoles, 20 de diciembre de 2017

A las puertas del invierno

¡Saludos morbosetes y amantes del sounding! Ya poco queda para que en el hemisferio norte dé comienzo la estación invernal. Aún así, el frío hace ya tiempo que nos visita y que se instaló en nuestras tierras, nuestros campos y nuestras calles. Ahora más que nunca hay que abrigarse bien si no queréis cogeros un buen resfriado. A la mínima que os notéis un poco de fiebre no dejéis de tomaros la temperatura. Aunque tampoco es necesario que esperéis a que aparezcan los primeros síntomas de malestar para darle buen uso al termómetro digital... ;)



martes, 19 de diciembre de 2017

Follándote la polla con una polla


Que dentro de la polla te quepa la verga de otro maromo, es toda una fantasía sexual para no pocos amantes del sounding. ¡Eso sí que sería una auténtica follada de rabo! Desgraciadamente algo así es prácticamente imposible poder llevarlo a cabo, pero siempre queda la imaginación y proyectar una idea hacia la realidad a través de algún invento. Así es como se ha lanzado al mercado un juguete uretral de silicona con forma de pene. Básicamente sigue las directrices de cualquier otro juguete de silicona alargado, presentado inclusive en diversos grosores. La característica que hace a este útil diferente y particular es la original forma que se la ha dado a su terminación inicial, simulando un glande, así como el sellado último imitando un pequeño escroto. Sólo hay que lubricarlo un poco, y ya tienes una "polla" lista para poder follarte la tuya ;)

Sobre la penetración de un falo dentro de otro rabo, se publicó una entrada en febrero de 2.014 bastante visitada, cuyo enlace os dejo a continuación:




sábado, 16 de diciembre de 2017

En busca del punto G


Que el punto G existe en los hombres, es aún cuestión de debate. Algunos autores niegan convencidamente la presencia de este máximo enclave erógeno en la anatomía masculina, indicando y subrayando que se trata de un área de excitación más. Sin embargo, la mayoría de los estudiosos no sólo afirman y confirman el hecho de que este punto se da en el cuerpo masculino, sino que además localizan con exactitud el mismo. Pero, ¿qué es el "punto G"?



Sería en 1.944 cuando el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg, durante su exilio en Estados Unidos y tras haber podido ser liberado de la prisión en que lo confinaba el régimen nazi, hablase por primera vez de un punto ubicado en la zona genital femenina que, al ser estimulado, superaría en la producción de excitación a otras terminaciones erógenas, hasta llegar a conseguir en la fémina un mayor orgasmo que el alcanzado a través de la estimulación del clítoris, o inclusive la controvertida eyaculación femenina. Ubicado en el interior de la vagina, en la cara frontal de la misma y alrededor de la uretra, anexo a las glándulas de Skene, sería bautizado en 1.981 como punto Gräfenberg o punto G en honor a su descubridor.



Ahora bien: ¿cuál sería el equivalente al punto G femenino en la anatomía del hombre? Tras exponerse de manera más generalizada y presentarse a un nivel más amplio y público a comienzos de los años 80 del pasado siglo la cuestión sobre la existencia de tal enclave en la genitalia de la mujer, no pocos comenzaría a plantearse la posibilidad de dar con una zona supraerógena similar en el cuerpo masculino. Hasta entonces, no se cuestionaba el hecho de que fuese el pene la región erógena varonil por excelencia. Pero algunas voces contrarias a tal teoría empezarían a surgir, apuntando hacia otra área mucho más escondida, más desconocida y, además, condenada a soportar fuertes prejuicios por ubicarse junto al ano y relacionarse intrínsecamente con las prácticas sexuales de tipo homosexual. Hablamos de la próstata.



Se conoce como próstata un pequeño órgano glandular genital masculino que, del tamaño de una castaña y formando parte del aparato reproductor varonil, se ubica junto a la cara anterior del recto, bajo la vejiga, atravesado por la uretra que, partiendo de ésta, recorre todo el pene hasta desembocar a través del meato abierto en el glande en el exterior. Es en la próstata donde convergen con el caño urinario los conductos seminales, eyaculatorios o deferentes, procedentes de los testículos y en donde vierten las vesículas seminales. La próstata, coraza de tal cruce de caminos, funciona como válvula reguladora del paso de orina y semen con el fin de que ambos líquidos no puedan mezclarse, empujando este último, al que añade algunas sustancias finales, hacia el pene y zona externa durante la eyaculación.


Las terminaciones nerviosas localizadas en la próstata son tan abundantes y de tan alta sensibilidad que permiten no sólo convertir al menudo órgano en una excelsa zona erógena de la anatomía masculina, sino inclusive coronarla como el punto G del cuerpo varonil, denominado así y por tal motivo en muchos manuales como "punto P", a modo también diferenciador del punto G femenino. Un enclave cuya estimulación provocaría en el varón un placer sexual de una intensidad inigualable a la conseguida en cualquier otra zona erógena, que pudiera desembocar en un orgasmo de mayor calibre que el otorgado por el pene o, inclusive, en la misma eyaculación sin necesidad de tocar el falo ni la genitalia externa.


Sin embargo: ¿cómo poder estimular un órgano interno ubicado dentro del propio tronco o cuerpo del hombre? La opción más inmediata, rápida y sencilla es a través del ano, al conectar la próstata directamente con la cara anterior del recto, a 5 cms. del esfínter anal. Insertando un dedo, ligeramente curvado apuntando hacia la zona frontal del conducto intestinal, se podrá palpar a través de la pared rectal el abultamiento que la próstata presenta, reconociendo la glándula gracias a su mayor dureza y redondez de la misma. Localizado este enclave, un acariciamiento continuo donde se intercale la palpación con el aumento en la intensidad o la fuerza del tocamiento, derivará en un masaje prostático que provocará la estimulación de la próstata y, poco a poco, surgirá una excitación sexual inusitada, ciertamente distante de la peneana, que condujese al varón sometido a la práctica a un gozo sexual con el que pudiera lograr un clímax único. El uso de juguetes, o del pene de un compañero de prácticas sexuales, podrá igualmente ayudarnos a tocar o alcanzar el punto G, o P, de nuestra anatomía.


Pero no sólo a través del ano es posible estimular la próstata. Aunque para muchos sea ésta la única forma concebida de activar directamente el carácter placentero del órgano, existe otra posibilidad más. Si bien el frotamiento y presión sobre la zona del perineo acciona igualmente aunque sólo en parte la estimulación prostática, una manera de llegar plenamente y mucho más directamente que a través del recto a la glándula, logrando con ello el gozo carnal propio de tal punto G, sería ascendiendo hacia la misma adentrándonos por el conducto que alcanza el órgano, accediendo por la uretra. El caño urinario, que en la porción del mismo que atraviesa la próstata recibe el nombre de uretra prostática, discurre por el corazón de la glándula atravesándola completamente en su verticalidad. Introducir un objeto a través de tal conducto en pro de sobrepasar la vejiga, significaría atravesar necesariamente la próstata y, por ende, rozarla internamente, activando así las terminaciones nerviosas existentes no sólo en la uretra, sino en el órgano reproductor en sí. Cualquier útil diseñado para dar con la vejiga, generalmente todo aquél que superase los 30 cms. de longitud, sería apto para conseguir a través de la inserción uretral mencionada estimulación prostática: catéteres, juguetes alargados de silicona, cables, etc.




Pero existen juguetes uretrales destinados a la propia estimulación de la próstata en sí. Su diseño respondería a la adecuación de un dilatador uretral a la anatomía genital masculina, prolongado el útil en pro de poder ser introducido dentro del cuerpo varonil, curvado a su vez en su fase inicial para propiciar la inserción del mismo en el tramo interno de la uretra, acoplándose al tronco y superando la curva infrapúbica, o curva posterior, que presenta el caño al ascender en su camino hacia la vejiga y próstata. Algunas de estas herramientas presentan inclusive un perlado o una serie de abultamientos en su porción iniciática, ideado para la estimulación extra de la zona prostática a alcanzar, una vez inserto el todo del juguete dentro de la anatomía. Es también posible encontrar dilatadores lisos que, a diferencia de los más comunes, de unos 20 cms. de longitud, alcanzan entre los 22 y los 25 cms. de largo, en su mayoría igualmente curvados en su cúspide. Tanto por su diseño como por sus dimensiones, alcanzar la próstata con ellos a través de la uretra sería plenamente posible.





¿Os animaríais a buscar vuestro punto G, o punto P, a través de la uretra? Algunos amantes del sounding ya se han puesto con ello. Si al hecho de follarte la verga en sí le puedes sumar el poder alcanzar y estimular el punto erógeno máximo dentro de nuestra anatomía, ¿se podría pedir más? El placer obtenido al superar la próstata es indescriptible. Os lo recomiendo, y seguro que estos maromos con los que os dejo (entre ellos el seguidor del blog y gran colega sondero Frenchm8), también. No os lo penséis más: ¡manos a la obra! O mejor dicho... ¡a la próstata! ;)




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...