Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

sábado, 23 de junio de 2012

Lecciones de sounding para principiantes 2: limpieza y lubricación



¡Saludos amantes del sounding! Siguiendo con las lecciones sobre sounding para principiantes, y una vez publicada la entrada en la que os hablaba sobre los objetos con que podéis practicar el folleteo de polla, continúo hoy con la segunda entrega, dedicada esta vez a la limpieza y lubicación de los objetos a utilizar, algo muy a tener en cuenta no sólo por motivos de higiene y pensando en nuestra salud, sino además para poder ejecutar favorablemente el sondaje de la verga, evitando riesgos durante los juegos y tras los mismos.

- Limpieza:

Una vez escogido el objeto con que vais a practicar sounding, es más que recomendable que antes de poneros a la faena limpiemos el elemento que vayamos a usar como juguete. No hay que olvidar nunca que practicando sounding vamos a introducir un objeto extraño dentro de nuestro organismo, por lo que toda norma de limpieza iría en pro de nuestra higiene, y por ende de nuestra salud. Limpiar adecuadamente el objeto permitiría eliminar cualquier suciedad o bacteria que pudieramos con el sounding alojar en nuestro organismo, previniendo que provocasen posibles infecciones no deseadas.




Lavar el objeto con abundante agua es fundamental. Usar algún tipo de jabón o gel ayudaría en la labor, aunque no hay que olvidar después enjuagarlo y secarlo bien, pues en caso de quedar restos de jabón en el objeto nos provocarían escozor e irritación abundante en la uretra. De igual manera, igual que el gel ayudaría no sólo en la limpieza, sino en la desinfección del objeto, el uso de algún alcohol, especialmente el de 96º, desinfectaría completamente el objeto, asegurándonos la limpieza total y apurada del mismo. En ese caso también  el secado posterior evitará que entren restos de alcohol en contacto con el conducto uretral, lo que provocaría en caso contrario y nuevamente picor e irritación. El gel sanitizante o antibacterial, con más de un 60 % de alcohol en su composición, es igualmente válido.




A la hora de secar, es preferible hacerlo con telas o toallas de algodón que ayuden en la absorción y secado, pero evitando siempre cualquier paño o toalla que deje restos de fibras (algo habitual en muchas toallas nuevas), para que no sean éstas las que queden pegadas al objeto, y de allí entren en nuestro pene.



En el caso de no disponer de agua para poder limpiar nuestro juguete, podríamos utilizar algún otro método de limpieza en seco. Usar toallitas higiénicas húmedas es igualmente válido, e incluso un buen complemento en caso de haber lavado también con agua. Si tampoco podemos usar este método de limpieza, siempre existe la opción de chupar bien el objeto limpiándolo con nuestra propia saliva, aunque es mucho más recomendable la limpieza con agua toda vez que pudiésemos disponer de ella.




- Lubricación:


Una pauta indispensable para el buen sondaje y poder disfrutar correctamente del sounding, evitando además futuras molestias e inconvenientes tanto durante como después de la práctica, es la lubricación del objeto a utilizar. Para la lubricación del mismo podemos usar lubricantes diseñados para el uso y disfrute de juguetes sexuales, o en caso de no disponer de ellos, de cualquier lubricante, aceite o crema que encontrásemos por casa. Siempre son preferibles los primeros al estar elaborados teniendo en cuenta la naturaleza y morfología de los genitales, incluidos los conductos internos de los mismos, pero ante la carencia de ellos, siempre podemos acudir a los segundos.




Entre los lubricantes diseñados especialmente para la masturbación y la utilización de juguetes sexuales, el más recomendable es aquél elaborado con base de silicona, ya que su textura aparentemente aceitosa facilita enormemente la introducción del juguete que tengamos dentro de nuestra polla, sin que se seque el mismo en ningún momento, como sí ocurre con los lubricantes de base acuosa (de forma personal y sin intención de promocionar ninguna firma en particular, os puedo recomendar aquéllos que presenta la marca estadounidense Gun Oil, de venta en jugueterías eróticas y sex shops). Sin embargo, este tipo de lubricante presenta una excepción y no es recomendable a la hora de jugar con objetos de silicona, al poder corroer los mismos. En todo caso, cualquier lubricante o gel de base acuosa o de base mineral-oleosa, elaborado para un fin sexual, bien de tipo masturbatorio o para la penetración, es válido para la lubricación del objeto que vayamos a usar, incluyendo entre ellos los lubricantes habituales en farmacias o supermercados (cualquiera de la gama de Durex, Control, Johnson´s u otra casa cualquiera que fabrique estos productos). El gel ideado para el fisting, más cremoso y denso que el lubricante habitual, no sólo es igualmente apto, sino incluso bastante utilizado por los actores porno que practican el sounding delante de las cámaras.







En caso de no disponer de estos productos, siempre existe la posibilidad de acudir a cualquier crema, lubricante o incluso algún aceite apto para el uso humano que tengamos en nuestro domicilio. Es recomendable siempre y antes de usar el producto casero que hayamos encontrado, asegurarnos que el mismo es compatible con el uso corporal o la alimentación (en el caso de los aceites). Una crema no apta para este fin, o un aceite no recomendable para el consumo, no lo serán tampoco para entrar en contacto con las mucosas internas de nuestro organismo.





Entre las cremas más recomendables para jugar a sounding podemos señalar aquéllas publicitadas para la hidratación de las manos. Cuanta más cantidad de aceite o más cremosa sea, mucho mejor, pues así tardará más en secarse, facilitando la introdución del objeto por nuestra verga (la crema Nivea de la lata azul sería un estupendo ejemplo en este caso). En caso de no tener cremas de mano, otra crema corporal también podría valer, aunque teniendo siempre en cuenta que la composición de los mismos no sea jabonosa, pues la presencia de jabón en muchos geles o lociones corporales podría provocar irritación en contacto con el conducto uretral.




También se podría usar el aceite corporal, como aquéllos diseñados como complemento tras el baño del bebé. En cualquier caso, los aceites aptos para el uso y consumo humano serían en general válidos para la lubricación del objeto con que vayamos a jugar, recomendando entre otros el aceite de oliva, producto matural higiénico y saludable por excelencia.

(El uso de las sustancias aceitosas o de base mineral-oleosa caseros durante el sounding presenta un incoveniente: algunos de ellos no pueden ser diluidos por el organismo, pudiendo provocar con ello un desequilibrio en el ph que facilite la generación de una infección bacteriana; el aceite corporal, por ejemplo, se encontraría entre ellos, mientras que la vaselina, por el contrario, no ofrece riesgo alguno; es recomendable por tal motivo utilizar, a ser posible, lubricantes de base de silicona, así como de base acuosa, y en caso de disponer sólo de lubricantes de base mineral-oleosa, escoger preferiblemente aquéllos cuyo uso sexual esté indicado).




En último lugar, y como ya mencionamos a la hora de hablar de la limpieza, quedaría la saliva humana. En caso de no disponer de ningún lubricante, crema o aceite válida para el sounding cerca nuestro, siempre queda una última opción: escupir en el objeto (previa limpieza del mismo). La naturaleza de la saliva no sería un inconveniente, pero el rápido secado de la misma, así como la falta de aceitosidad, conllevaría la lubricación constante del objeto, mojándolo de continuo, bien pasándolo continuamente por nuestra lengua, o escupiendo reiteradas veces sobre nuestro glande. Otra sustancia corporal que sí que facilitaría, y mucho, la lubricación del objeto sería nuestro propio líquido preseminal, aunque el mismo, como la saliva, muchas veces puede secarse con facilidad, y su produccíon no es voluntaria, variándose de unos hombres a otros e incluso de la situación, no fabricándose siempre de manera continua ni en similares cantidades.




Antes de finalizar quisiera señalar que siempre es recomendable no lubricar sólamente el objeto a utilizar, sino también nuestra polla. Más concretamente es buena idea untarnos la punta del glande con la misma sustancia que vayamos a utilizar con el objeto, concretamente lubricando el meato o apertura de la uretra. Incluso si podemos abrirnos la misma con los dedos, e introducir un poco de crema dentro de su interior, facilitaríamos después el sondaje. Toda lubricación es válida con tal de poder jugar mejor y así poder disfrutar más, evitando molestias durante y después de practicar sounding.



viernes, 15 de junio de 2012

Lecciones de sounding para principiantes 1: objetos para jugar


Estimados seguidores, curiosos y amantes del sounding: Una vez más me ha sido difícil actualizar como quisiera el blog, pero aún así he estado al tanto de vuestro seguimiento, de vuestras dudas, y sobre todo, ampliando mis archivos para poder traeros estupendo material sobre esta práctica que tanto nos gusta y tanto morbo nos da.

He recibido en mi correo electrónico más y más consultas sobre cómo iniciarse en el mundo del sounding, solicitando recomendaciones y pautas concretas que se sumaban a otras consultas ya recibidas con antelación. He visto que a su vez en el espacio para comentarios nuevamente solicitáis información a este respecto, por lo que he decidido comenzar mi nueva vuelta publicando cinco entradas donde os daré varias lecciones para practicar el sounding destinadas a los principiantes, y a todos los seguidores que deseen más información sobre esta práctica en general. Comenzando por escoger el objeto con el que jugar, seguiremos con la limpieza y lubricación del mismo, comentaremos la anatomía de la uretra, continuaremos con los pasos a tener en cuenta en la primera experiencia o follada de polla, para terminar respondiendo a las cuestiones más habituales surgidas en relación con el mundo de la petada de rabos.

En la lección número uno, que os presento hoy, os hablaré sobre los diversos objetos que podemos utilizar para jugar a sounding, fijándonos especialmente en aquellos más recomendables para las primeras experiencias. Un detalle a tener en cuenta y recomendación principal que desde mi punto de vista hay que manejar, reside en el hecho de que el objeto que vayamos a usar tenga la punta preferiblemente redondeada, así evitaremos "pincharnos" en la uretra, lo cual puede resultar molesto o incluso doloroso en nuestra primera experiencia.


-  Cable de auricular:



Aunque existe material específico diseñado para practicar sounding, del que os hablaré después, lo común entre principiantes es echar mano de objetos que tenemos por casa. Uno de los más usados entre novatos, y recomendado por mi parte para la primera jugada, es el cable de un auricular. Practicar sounding va a depender mucho de la dilatación natural de la uretra, por lo que en las primeras prácticas es preferible comenzar con objetos muy finos, puesto que, aunque hay hombres con la uretra muy dilatada por herencia genética, lo habitual es justo lo contrario. El cable del auricular, al ser fino, liso y blando, puede servirnos para comenzar a meternos algo por la punta del pene de manera suave. Si lo dobláis por la mitad, y os metéis el cable doblado poco a poco, aunque sólo sea por el primer tramo de la uretra, puede serviros estupendamente como primer contacto y primera experiencia en el mundo del sounding. Con el tiempo y la práctica podréis acabar metiéndoos todo el cable, que lentamente atravesará toda la polla y se introducirá en la vejiga. La unión de la uretra a la vejiga es un punto muy sensible que proporciona bastante placer a la hora de sentir algo al pasar por allí, especialmente cuando sacamos el cable. Si el hecho de orinar, cuando tienes la vejiga llena, te produce cierto placer o sensación gustosa de alivio, esté mismo multiplicado será el que sientas cuando notes pasar el cable por allí. Pero eso será cuando ya tengas mucha experiencia. El sounding hay que practicarlo con calma, sin prisas, y con mucha paciencia.

Usando también el cable, podéis jugar con él sin doblarlo, es decir, cortando la parte final (clavija), y dejando el cable tal cual. En ese caso habrá que tener una cosa en cuenta: que el filamento del interior no sobresalga, de tal manera que la parte que vaya abriendo paso por la uretra sea plástica y no metálica. Así tomamos la precaución de que nada metálico nos pueda "pinchar" por dentro. Otro detalle que es recomendable no olvidar es que el cable no sea excesivamente largo. Es placentero sentir que se aloja en la vejiga, pero llenar la vejiga de cable puede ocasionar que el mismo se anude en su interior, con consecuencias fatales. Entre medio metro y un metro de cable, a lo sumo, es lo que personalmente he usado y que os puedo recomendar como máximo.



-  Bastoncillos del oído:


Otro objeto muy utilizado habitualmente por los principiantes es el bastoncillo de algodón o bastoncillo de los oídos. Personalmente lo he utilizado poco, pero conozco a mucha gente que lo usa de manera corriente con estupendos resultados, lo cual hace que lo presente como uno de los objetos destacados a usar en las primeras jugadas. Se puede introducir uno, o incluso varios, pero siempre teniendo en cuenta dos recomendaciones primordiales. La primera, verificar que el algodón no esté suelto, ni presente fibras que puedan soltarse, para evitar que restos del mismo queden dentro de la uretra. Lo segundo, hay que lubricar muchísimo el algodón, pues en caso de estar seco se quedaría pegado a las paredes de la uretra, provocando no sólo dolor a la hora de jugar, sino incluso pudiendo llegar a producirse sangrado.


-  Patillas de gafas, agujas de ganchillo, agitadores de bebidas y glowsticks:





Antes de pasar a otros objetos habituales a la hora de jugar a sounding, pero algo más gruesos, os presento una serie de elementos más o menos comunes que podemos hallar por casa, o que son fáciles de adquirir en el comercio, que siguen siendo finos y, por tanto, su uso es muy recomendable para principiantes antes de pasar a utilizar objetos de mayor grosor que suponen una mayor práctica en el sounding y una mayor dilatación de la uretra. Uno de ellos lo encontramos en la patilla de unas gafas, siempre y cuando la misma sea alargada y de punta redondeada, introduciendo la misma por la parte final (zona que queda detrás de la oreja). Existen infinidad de modelos de gafas, tanto graduadas como de sol, que presentan este tipo de patilla. Jugaríamos con el tramo recto que presenta antes de la curvatura, por lo que sería un objeto no muy alargado, pero efectivo para las primeras sesiones.







Otros objetos más alargados, finos y rectos serían las agujas de hacer ganchillo, los agitadores de bebidas o cocktails, y los glowsticks (varillas luminosas). En el primer caso, la terminación a introducir (recomendando siempre que sea redondeada), sería la contraria a aquélla con la que cosemos. Lo mismo ocurre con el agitador, donde la punta que metemos en el pene sería la inferior (siempre y cuando el modelo que tengamos disponga en esta zona de una simple bola de pequeñas proporciones). En el caso de los glowsticks daría igual, pues prácticamente todos los modelos que podemos encontrar tienen las terminaciones iguales y redondeadas.


- Lápices y bolígrafos:





El gran clásico entre los objetos utilizados para jugar a sounding y tomado de entre las cosas de andar por casa es, sin lugar a dudas, el lápiz. No importa qué tipo de lápiz sea, ni la mina que gaste. Lo importante es que tenga la punta final redondeada (personalmente recomiendo los Staedtler, aunque simplemente por experiencia y no por hacer alusión a ninguna marca concreta). Hay hombres que juegan con lápices con la punta no redondeada. Es opción de cada uno, pero supone tener la uretra muy dilatada y habituada al sounding, por lo que no lo recomiendo para novatos y primeros jugadores (incluso no lo recomiendo nunca, pero ya digo que  es opción personal de cada uno). Otro detalle a tener en cuenta es que el lápiz, a ser posible, esté lacado o barnizado, y sobre todo que no presente ningún tipo de astillado o grieta. La madera, si no está impermeabilizada, podría provocar, como en el caso del algodón de los bastoncillos, dolor interior al rozar con la uretra debido a la reacción que provoca su porosidad con la humedad del conducto del pene. Tampoco os recomiendo introducir el lápiz por la punta donde sobresale la mina. Un “pinchazo” en la uretra, o la rotura del grafito, podría traer consecuencias muy negativas para el pene.






Con los bolígrafos, alternativos al lápiz o compañeros de los mismos, las recomendaciones son las mismas. Personalmente os aconsejo los bolígrafos de marca Pentel, cuya terminación muy redondeada facilitará mucho la introducción del mismo dentro de la polla.

-  Pinceles:






Continuando con los objetos de escritorio, otro clásico, y que además puede ofrecernos variedades de tamaños en cuanto a longitud y grosor, son los pinceles. Nuevamente señalo que es muy recomendable que su terminación sea redondeada, así como que el pincel esté barnizado o lacado, sin presentar grietas, astillado o rotura de cualquier tipo. Tampoco recomiendo nunca que os lo metáis por la zona de las cerdas. Para principiantes son muy recomendables los pinceles de acuarela, al ser habitualmente de menor longitud y grosor que los demás. Con la práctica podréis ir variando los tamaños, así como contar no sólo con pinceles de manualidades o de bellas artes, sino incluso con los de maquillaje. En el caso de ser muy finos podréis incluso, con la práctica, meteros varios a la vez, o jugar con ellos y con otros objetos en una misma sesión.


-  Termómetros:




Aunque el habitual en muchas casas es el termómetro de mercurio y cristal, utilizado por muchos hombres para jugar, el que os recomiendo desde aquí sería el modelo digital. La razón es my sencilla: el termómetro de cristal y mercurio presenta una probabilidad baja, pero importante de rotura, cuyas consecuencias serían fatales para el pene y para vuestra salud general, no sólo por el tema del cristal, que ya de por sí es pésimo, sino además por el tema del mercurio, al ser una sustancia muy nociva en contacto con las zonas mucosas e internas del cuerpo humano, y venenoso si penetra en la corriente sanguínea. Este peligro lo evitamos simplemente cambiando de modelo de termómetro. Jugar con el modelo digital, además de ser muy válido para el sounding, presenta el morbo de poder tomar la temperatura de tu polla ; )



-  Destornilladores:





Otro objeto que podemos encontrar por casa, y que ha sido bastante usado por muchos jugadores de sounding, es el destornillador. Aunque mencionemos el destornillador en general, realmente hablaríamos del destornillador de punta de estrella, puesto que otro modelo de este tipo de herramienta, como el de cabeza plana, no sólo sería difícil introducirlo, sino además doloroso. Los destornilladores de precisión (tengan la punta que tengan), al ser muy finos, o los acodados (siempre que presenten igualmente la punta redondeada, o incluso terminada en bola), son igualmente un buen objeto para jugar.


-  Palillos chinos:





Para terminar con los objetos de andar por casa y antes de presentar otro tipo de elementos de índole médica o diseñados especialmente para el sounding, haremos mención de los palillos chinos. Sería, posiblemente, uno de los objetos más alargados y rígidos con que podríamos jugar, por lo que introducirlo completamente por la uretra es prácticamente imposible (a no ser que calces un pollón XXL). Aunque no lo recomendaría como uno de los objetos a usar por principiantes, sí que podríamos atrevernos con ellos una vez que cojamos práctica. Las recomendaciones sobre los mismos serían idénticas a las indicadas sobre los pinceles: utilizar palillos lacados o barnizados, que no presenten ningún tipo de astillado o rotura. Podemos encontrar varios modelos de palillos chinos, dependiendo del tipo de terminación que tengan. Los que os recomiendo son aquéllos cuyo final es muy fino, así aunque no sea redondeado, podrá abrir paso por la uretra sin rozar extremadamente por las paredes de la misma. Otros modelos, con la punta recortada, podría provocarnos dolor al introducirlos, e incluso sangrado si la dilatación de la uretra aún no es destacable. Pero, como en el caso de los lápices, eso ya es más una cuestión personal.


-  Sondas médicas, dilatadores uretrales, varillas y jeringuillas:




Presentando ahora los objetos médicos o no médicos diseñados para introducirlos en la uretra masculina, os comentaré que los mismos, aunque en algunos casos tengan precios considerables, son los más recomendables para jugar a sounding. Su diseño, su facilidad a la hora de limpiarlos, la esterilización que presentan si son comprados en farmacia, son algunas de las características que los hacen ser los juguetes ideales para el sounding.

Entre los objetos médicos, usados habitualmente en hospitales y que podemos adquirir en farmacias, incluso por poco precio, encontramos las sondas plásticas y las jeringuillas de 1 ml. Las primeras son utilizadas a la hora de vaciar la vejiga de aquellas personas hospitalizadas que no puedan orinar por sí mismas. Lógicamente, están diseñadas para introducirlas por el pene y jugar con ellas es fácil, aunque requiere bastante lubricación. Como en el caso del cable del auricular, podremos alcanzar la vejiga con ella, e incluso poder mear a través de las mismas, si deseáis comprobar su uso o simplemente probar prácticas nuevas ; ) Las jeringuillas de 1 ml, por su parte, son muy finas, por lo que su cabeza podría perfectamente introducirse al menos por el primer tramo de la uretra en personas con el conducto poco dilatado, o meternos el resto de la misma si el mismo está algo más abierto. Lo curioso de las jeringuillas es que, en caso lo lograr introducirla entera, nos permitirá poder ver el interior de la uretra, siempre y cuando tengamos una cosa en cuenta: hay que meter sólo la cánula exterior, sacando antes de meternos la jeringuilla el tubo interior (meteríamos sólo el tubo externo). Es algo muy a tener en cuenta, porque debemos evitar siempre que se nos haga el vacío, por lo que o metemos sólo el tubo externo, o en caso de meterlo con el tubo interior éste debe estar totalmente movido hacia dentro antes de jugar con él, para que nada de aire quede dentro de la jeringuilla. Hay hombres que las aprovechan para introducir líquidos dentro del pene, o incluso el lubricante, así tener el interior de la uretra lleno del mismo para después poder jugar con otro objeto (en ese caso metemos la jeringuilla completa, pero comprobando siempre que sea sin aire alguno y sólo con el líquido). Son prácticas que suponen una experiencia, evitando siempre que se nos haga el vacío. Lógicamente, no hay que introducirlas con aguja ; )







Otros objetos médicos, pero ya implantados habitualmente entre los jugadores profesionales y que aparecen en el mundo del sounding en general, son los dilatadores uretrales o sondas metálicas. Creados inicialmente como dilatadores de la uretra, y usados en casos clínicos donde se diagnosticaba estrechez extrema en el conducto del pene, hoy en día son los clásicos dentro del mundo del sounding. Se suelen vender en estuches donde los dilatadores que conforman el juego van aumentando en grosor. Los hay con una sola terminación, o con dos (ideales estos últimos para poder jugar dos personas a la vez con el mismo). Su venta se da exclusivamente en compañías dedicadas al suministro clínico u hospitalario (por internet), o bien en tiendas de juguetes eróticos especializadas. Podemos adquirir el estuche completo, cuyo precio suele ser bastante alto, o bien uno suelto (lo cual es posiblemente más apto para los bolsillos de manera generalizada y dependiendo del caso de cada uno, claro está).








A raíz de la existencia de los dilatadores uretrales se han ido diseñando, con el tiempo, dilatadores exclusivos para jugar a sounding, fabricados igualmente con acero inoxidable y de precio variable. Su venta se da nuevamente en jugueterías eróticas o en sex-shops especializados, y entre ellos hay varillas lisas o varillas con diseño variado (anilladas, con bolas, etc), cuyas alteraciones fomentan las sensaciones surgidas en la uretra a la hora de introducirlas. También podemos hacernos de un “penis plug”: una especie de varilla corta que sólo se introduce en el primer tramo de la uretra, y en cuya punta externa y final suele tener una argolla que permite fijarlo al pene, y así poder tener alojado el plug durante varias horas y en nuestro día a día.


-  Objetos no recomendados:






Por último, y antes de terminar con esta presentación, quiero recomendaros el no uso de otros tantos objetos cuya naturaleza podría presentar riesgos a la hora de practicar sounding, con resultados poco aconsejables, o incluso fatales para nuestra salud y la de nuestro pene. Hace años leí la noticia de un hombre que había querido jugar con un espagueti (rígido y seco), y se le había roto una vez dentro, lo que llevó al individuo a tener que ser intervenido quirúrgicamente. Como en el caso de los espaguetis, no es recomendable introducir cualquier objeto que pudiera romperse una vez dentro, así como que pudiera astillarse y clavarse en las paredes de la uretra, algo que hay que tener muy en cuenta con los objetos de madera no tratada.





En cuanto a las hierbas y pajas del campo, existe controversia. Pueden dar momentos de placer (además del morbo de ir al campo, coger una y jugar a sounding en cualquier momento al aire libre), pero también momentos de tensión en caso de que “pinchen “ el interior de la uretra, provocando sangrado, o incluso que pudiera igualmente quedarse algún resto en el interior de la misma. Habría por tanto que tener mucho cuidado  si nos decantamos por jugar con ellas (sin olvidar la limpieza extrema), dejándolo a vuestra elección.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...