Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

sábado, 31 de enero de 2015

Chorros de cera y semen

¡Saludos morbosetes y amantes del sounding! Después de haber disfrutado a través de la última entrada publicada con las sondadas ejercidas por un recién estrenado en el mundo del uretralismo, os traigo hoy un vídeo de otro seguidor del blog e igualmente amante de la follada de rabos que, en este caso, es todo un experto en el tema. No es, además, la primera vez que figura material suyo en esta página. Ya quiso compartir sus jugadas con nosotros en 2.013 (podéis verlas a través del siguiente enlace: http://soundingometersecosasporlapolla.blogspot.com.es/2013/08/pedro-desde-espana-2.html ) En esta nueva ocasión, podremos ver cómo ha avanzado a la hora de meterse cosas por la polla, al decantarse por practicar con nuevos elementos mientras experimenta sobre su verga una simbiosis placentera basada en la mezcla de diversas técnicas onanistas. De esta manera, Pedro, desde España, ha decidio practicar sounding introduciéndose una vela por el pito, mientras que, con ésta encendida, la cera va cayendo sobre su capullo. La corrida no tardará en venir. ¡Muchas gracias Pedro por tu nueva colaboración! Espero que sigas experimentando, y disfrutando mucho más  ; )




jueves, 29 de enero de 2015

Estupendo comienzo


Ya conocía el sounding desde hace años, pero no le comenzó a llamar la atención hasta hace apenas un par de meses atrás. Entonces, buscando más información sobre esta técnica, se topó con el blog y, tras algún pequeño intento previo, decidió lanzarse y meterse en el mundo de las folladas de rabos. Ahora, no puede parar. Aún está en sus comienzos, para lo cual ha adquirido dilatadores de pequeño calibre, pero espera adquirir juguetes más destacables en cuanto vaya adquiriendo experiencia. Poco a poco las varillas han ido abriendo su uretra, dilatándola, introduciéndose más y más dentro de ella, y el placer obtenido es cada día más y más intenso: "Pasé bastante tiempo esos dos días que libré la semana pasada jugando con los dilatadores que me compré y ya casi no me escuece nada de nada. Ahora lo que tengo es un vicio loco, no veo el momento de tener un rato largo para poder jugar con el rabo y, de momento, el único juguete que tengo. Y es que el viernes, cuando hice el último video que te envié empecé a notar una sensación muy muy agradable cuando subía y bajaba el dilatador, así que no tengo más que darte las gracias por haberme descubierto este mundo tan excitante".

Se llama Jose, tiene 37 años y es de Madrid. A él le dediqué los vídeos publicados los pasados días 9 y 10 titulados "Morboseando con el catéter". Como agradecimiento, ha querido poner su grano de arena con el blog, y nos ha remitido sus primeras sondadas. Como podréis comprobar, sus comienzos en el mundo del urethral play son estupendos. El dilatador prácticamente le entra casi entero dentro de la polla, pero lo mejor es que sus jugadas le proporcionan un placer inmenso que terminan en un delicioso corridón. Estoy más que seguro de que, si sigue así, este seguidor logrará convertirse en todo un experto en el mundo del sounding.  ¿Vosotros qué opináis? ¡Disfrutadlo! Y a Jose: ¡muchas gracias por tu material, y por tu contribución con el blog!

Si deseáis poneros en contacto con él, tomad nota de su correo electrónico. Estará encantado de practicar sounding con otros maromos. Eso sí: sólo busca real.  josideral@gmail.com







miércoles, 28 de enero de 2015

Follándosela con condón

Siempre habíamos escuchado que el condón se usaba para follar, pero lo que seguro que ninguno se había imaginado es que, además de servir para follar "con la polla", el preservativo también puede usarse para "follarse la polla"... ; P






martes, 27 de enero de 2015

Una buena lubricación, y todo para dentro

Este jugador ha tomado buena nota del consejo y ha lubricado bien su cipote, la cabeza de su polla, la entrada de su uretra y, con el sobrante, su dilatador. Lo ha lubricado todo tanto y tan bien que no sólo disfrutará de una buena follada de verga, sino que incluso logrará ver cómo todo el metal entra dentro de su rabazo, con asidero incluido. ¿Quereis comprobarlo vosotros también? ; P




domingo, 25 de enero de 2015

De dilatadores a juguetes uretrales


Estimados morbosetes y amantes del sounding: ya os he hablado de los dilatadores uretrales. Lo hice igualmente de los penis plugs. Ahora es el turno de los que podríamos denominar como juguetes uretrales. Ahora bien: podría surgir una duda. Si los dilatadores uretrales también pueden ser utilizados para la obtención de placer masturbatorio, y como penis plug muchos fabricantes clasifican cualquier juguete erótico destinado para ser introducido en la uretra que no sea de origen médico, ¿qué englobaríamos dentro de este grupo específico? No es difícil. Descartaríamos aquellos objetos diseñados para ser insertados en la uretra con un primer destino médico. Excluiríamos también los juguetes que, diseñados para un fin erótico, midiesen menos de diez centímetros o contasen con algún elemento que permitiera su fijación al pene (serían incluidos en la amplia gama de penis plugs). Quedarían, por tanto, los útiles fabricados con un fin erótico de más de diez centímetros, cuya única misión sería la de jugar y obtener placer sexual y que, en su diseño, presentarían clara relación con los dilatadores uretrales, siendo en realidad una evolución de los mismos en pro de favorecer el onanismo masculino, lejos ya de un origen médico.

A pesar de poder marcar de esta manera unas bases sobre las que poder apoyarse a la hora de clasificar un objeto como juguete uretral, y diferenciarlo de un penis plug, en ocasiones tal diferenciación es difícil de señalar y establecer. No olvidemos que, pese a que la mayoría de los penis plugs miden menos de diez centímetros, y un gran número de ellos cuenta con aros o elementos en su extremo para poder fijarlos al tronco peneano, o al menos poder asirlos con facilidad, existen también penis plugs que superan la medida mencionada, y presentan para su sujección con los dedos no una anilla, sino una simple perla u otro elemento de diferente diseño pero similar fin. Para unas firmas, todos ellos serían penis plugs. Para otras, aquéllos de más de diez centímetros que no contasen con anilla como asidero, o aros u otros elementos para permitir la sujección al pene, pasarían a englobar el mundo de los juguetes uretrales ajenos a los plugs. Desde este blog, incluimos estos particulares objetos en ambas clasificaciones, pues además de considerar que hay motivos en pro de englobar estos útiles tanto en un mundo como en otro, es bueno para dar a conocer los mismos doblemente. Su composición, por lo tanto, constaría de una varilla similar a la de los penis plugs, con diferente diseño a lo largo de su longitud (perlado, ondulaciones, alternancia de líneas), coronada con un asidero que permitiese su sujección con los dedos a la hora de ser introducido dentro del conducto urinario.






No son pocos los casos en los que la dificultad a la hora de definir el objeto como penis plug o juguete uretral surge como consecuencia de la prolongación de su diseño. Muchas firmas presentan productos cuya varilla a insertar dentro de la uretra se compone de una serie de elementos unidos entre sí. Cuando la hilera no supera los diez centímetros, no se cuestiona su consideración como plug para el pene. Sin embargo, si el mismo objeto queda prolongado por decisión del productor, presentando así un nuevo producto hermano del anterior que permita al consumidor considerar la posibilidad de profundizar más internamente en el conducto uretral, la nueva pieza puede superar la medida señalada y alcanzar una longitud considerable que le hermane, además, con el resto de juguetes uretrales. Un claro ejemplo sería el conocido como Teardrop Cockpin, o "pincho de lágrima", lanzado por la casa Diogol y que, como su nombre indica, se basaría en una varilla a insertar compuesta de tacos con forma de lágrima. Cuando el objeto sólo cuenta con una o dos "lágrimas", el elemento sería fácilmente considerado como penis plug. Sin embargo, cuando se prolonga y se le suman varias "lágrimas" más, las dimensiones aumentan y el resultado se aleja de la idea de plug para el pene, para acercarse a la de juguete uretral. El debate estaría servido.





- Juguetes uretrales metálicos:

Cuando un juguete uretral, por el contrario, presenta gran similitud con un dilatador, pocos son los fabricantes que se atreven a clasificarlo como penis plug y, sin embargo, son muchos los que presentan al mismo, sin duda, como un juguete uretral derivado del dilatador pero que, a diferencia de éste, no mantiene función médica sino completamente un fin masturbatorio. Estos juguetes uretrales conservan un diseño ligeramente similar entre ellos, hermanado con el de un dilatador uretral del tipo Dittel, es decir, una varilla habitualmente metálica, realizada en acero inoxidable quirúrgico, completamente recta. Partiendo de este proyecto cuyo destino inicial fue médico, los fabricantes de juguetes sexuales crearían un objeto con el que poder obtener placer, lejos ya de la búsqueda de la dilatación uretral de prescripción terapéutica. Esto lo lograrían alternando el diseño sencillo del dilatador, dibujando sobre él y a lo largo de la varilla de que se compone un delineado variado basado en líneas alternas cuyo perfil, al ser introducido dentro del caño urinario, permitiese no sólo obtener placer por la propia inserción en sí del elemento, sino además la explosión de diversas sensaciones generadas por el contacto de una línea alterada con las paredes del conducto uretral. El más habitual y sencillo, y con el que mejor podemos ver la clara relación existente entre este tipo de juguete uretral y el dilatador uretral médico del que parte, es aquél compuesto de una simple barra metálica recta, de superficie irregular, sobre la que se ha dispuesto una serie de anillas paralelas, consecutivas y de similares dimensiones, terminando en su extremo superior con una porción lisa, que permitirá asir con facilidad el juguete con los dedos, sin impedir, por el contrario, la inserción total del mismo dentro del pene.








Partiendo de esta idea y de este inicial diseño de juguete erótico uretral derivado del dilatador médico, la firma alemana Dominator ha sacado al mercado un juego de ocho juguetes uretrales (seis líneas originales, y dos alternativas o variantes) cuyas varillas presentan una amplia gama de diseños donde se juega con todo un abanico de líneas alternas o protuberancias que permiten a todo aquel varón que los obtenga poder estimular su uretra logrando, además de la dilatación de la misma y la obtención de placer por inserción de un cuerpo extraño dentro del pene, un estallido de sensaciones, propio de todo buen juguete sexual. Los juguetes uretrales Dominator pueden ser adquiridos en las mejores jugueterías eróticas y en los sex-shops más profesionales, así como a través de diversas empresas de venta vía internet. Se presentan individualmente dentro de un tubo de plástico traslúcido, cerrado con tapones de tinte rojo, que permite su mejor guarda y conservación.





El modelo más conocido de la gama de juguetes uretrales Dominator, es el bautizado como Bullet, o "bala". Su varilla recta se ve interrumpida por una constante serie de perlas cuyo grosor va en aumento. Las protuberancias no se fijan de manera continua, sino con separación de similar longitud entre ellas, lo que permite semejarse cada tramo o suma de linea recta con perla, a una especie de bala. Este modelo original puede encontrarse en dos variantes, según el número de perlas que lo compongan, con diez en el de menor cantidad, y trece en su hermano. La longitud de sendos en idéntica, por lo que el grosor de las perlas del de menor cantidad de ellas es mayor que en su contrario.








Con el modelo Drill, o "taladro", la firma Dominator ofrece un juguete uretral cuya varilla presenta un acanalamiento seguido, donde las protuberancias no son redondeadas o perladas, sino similares a anillas con las que poder "taladrarse" el interior del rabo. Al igual que el modelo Bullet, también el juguete Drill presenta un diseño alternativo, donde el diámetro del acanalamiento no va en aumento a lo largo de la varilla, sino que es constante desde el nacimiento de la misma.






Su nombre podría asustar, pero lejos de provocar dolor, el modelo de juguete uretral presentado por Dominator y nombrado como Pain, o "dolor", es todo un producto de generación de placer una vez que es introducido en la uretra. De punta redondeada, su varilla se compone en esta ocasión de una serie de tacos de pared lisa y base circular, cuyo diámetro va en aumento según se acerca al extremo del juguete. Los tacos no están unidos entre sí, sino que cuentan con una pequeña separación entre ellos. Este diseño permite así que, cada vez que uno de los tacos es sumergido dentro del conducto urinario, su corte basal recto roza con la pared uretral, provocando una explosión de sensaciones tal que lograría alcanzarse la frontera entre placer y dolor.





Para los atrevidos, Dominator brinda su juguete uretral Beast, o "bestia". El acanalamiento que dibuja su varilla no es demasiado pronunciado, sino bastante sencillo, basado en anillos seriados de corta separación entre ellos y escasa protuberancia en su diámetro. Sin embargo, el grosor del juguete no va en aumento a lo largo de su longitud, sino que es constante, partiendo de una anchura en su base bastante considerable. El número de anillos, además, es mucho mayor que en el modelo Drill, por lo que se conseguiría un mayor roce dentro de la uretra. Es por tal motivo por lo que este modelo se destina a los valientes que decidan enfrentarse a toda una "bestia".





Un también agresivo modelo de juguete uretral presentado por Dominator es el bautizado como Demon, o "demonio". De calibre constante a lo largo de toda su varilla, ésta presenta un diseño muy particular al componerse de conos unidos entre sí, pero cuya orientación va alternando en cada uno de ellos. De esta manera, mientras que dos contiguos se unen entre sus bases, los anexos a cada uno están unidos a los anteriores por sus cabezales, de forma seriada. Este unión entre cabezales, circular en la base pero no redondeada, permite a la varilla contar con una especie de acanalamiento de perfiles no suaves sino pronunciados, que al contacto con las paredes de la uretra generan toda una exaltación de sensaciones y placeres "demoníacos".





Hermano del modelo anterior, el juguete uretral Devil 2 se compone como el anterior de una serie de conos, sin que esta vez alterne la orientación de cada uno de ellos. Partiendo de un cono de punta redondeada, los demás se unen seriadamente entre ellos, sumándose el siguiente a la base del anterior. Nuevamente, el corte entre conos no está redondeado, pudiendo los ángulos de las bases provocar una fuerte sensación al rozarse con las paredes uretrales, más a la hora de sacar el dilatador del interior del pene, que mientras insertamos el juguete dentro de la verga.





Un noveno modelo de juguete uretral firmado por Dominator es el conocido como Striker, o "ariete". Su diseño, mucho más agresivo y duro que el de los ejemplares anteriores, hace que no se englobe dentro de la serie básica de juguetes uretrales de esta casa, sino que aparece como un juguete alternativo sólo apto para los más duchos y los más atrevidos en la práctica del sounding. De ancho calibre, y grosor continuo, la varilla de que se compone este modelo presenta un acanalamiento seriado no continuo, bastante similar al dibujado en el modelo Beast. Sin embargo, y a diferencia de este último, las protuberancias sí son pronunciadas, por lo que la inserción de tal elemento dentro de la uretra sería similar a la de un tornillo de crestas muy salientes, cuyas arandelas no redondeadas rozarían plenamente con la pared del conducto uretral, provocando la alteración continua de las terminaciones nerviosas internas del pene.





Otros línea de juguetes uretrales, derivada de los anteriores pero más lejana del sencillo e inicial diseño de los dilatadores médicos, se basaría en la unión de diversas piezas, no como protuberancias de la varilla, sino como porciones de la misma. De esta manera, la sensación a la hora de introducir este juguete en el interior del pene, sería similar a la de insertar no un único objeto, sino varios a la vez en la polla, quedando el anterior alojado cada vez más dentro de la verga, según vamos logrando introducir más largo del juguete.




A continuación, os dejo con una serie de vídeos con los que podréis apreciar el uso de diversos juguetes uretrales metálicos por tipos amateurs. Estupendo ejemplos para ilustración, y disfrute ; )







- Juguetes uretrales de vidrio:

Algunas firmas dedicadas al mundo erótico los han sacado al mercado. Se trata de juguetes uretrales fabricados en vidrio de alta calidad y dureza, que en muchos casos podrían llegar a confundirse con los glass sticks o "palillos de cristal", usados en laboratorios como removedores de líquidos, así como con algunos cocktail sticks, removedores igualmente de bebidas en bares y pubs. El diseño de estos juguetes uretrales sería prácticamente idéntico al de aquellos glass sticks terminados en bola, es decir: una alargada varilla cristalina, de punta redondeada, terminada en bola o perla para facilitar su sujección con los dedos. El grosor de la varilla puede variar, al igual que varía el diámetro en los dilatadores uretrales. Éstas a su vez pueden encontrarse tanto lisas, como en espiral, producto este último del trenzado de los componentes de la varilla durante la fabricación de la misma. Existe también variación en cuanto a los colores del vidrio, partiendo de juguetes totalmente translúcidos e incoloros, a otros de tonos azulados, verdosos, etc.









Seguidamente, un vídeo ilustrativo. En este caso, el juguete usado por este amante del sounding no es un juguete uretral de vidrio, sino más bien un cocktail stick. En todo caso, podréis comprobar que la similitud entre unos elementos y otros es altísima, hasta tal punto que podría no saberse si se está frente a un juguete uretral, un glass stick, o un modelo de cocktail stick. Todos estos elementos constan de una varilla de vidrio que poder introducir en la uretra, con la que poder sondarnos la verga, y poder disfrutar de una buena follada de rabo ; )



viernes, 23 de enero de 2015

¿Dondé habré puesto las gafas?

Muchas veces pasa: no sabemos dónde hemos puesto las gafas. Este tipo, sin embargo, lo tiene bien claro. Ha encontrado el lugar ideal para meterlas... ; P



miércoles, 21 de enero de 2015

No tan breve, pero igual de intenso

Ayer pudimos verle en una sondada breve pero intensa. Hoy, comparte de nuevo su material soundmadrid con nosotros, en una jugada muchísimo más larga, pero tan intensa como la anterior. Una follada de rabo donde este seguidor del blog y amante del sounding no dejará de petarse el vergajo con un lápiz, gimiendo sin parar mientras llena su rabo con su juguete preferido, hasta alcanzar un estupendo corridón, del que avisará en el minuto 4:39. Si ya disfrutasteis ayer con él, tened por seguro que hoy os hará gozar nuevamente, o incluso mucho más. ¡Muchas gracias de nuevo, soundmadrid, por compartir tan excelente material con nosotros! Y si queréis charlar con él o conocerle mejor, recordad que su skype es soundmadrid  Por su material podréis comprobar que merece la pena  ; )




martes, 20 de enero de 2015

Breve pero intenso

Es madrileño, tiene 32 años y se hace llamar por skype soundmadrid. Y como su nombre indica, es además todo un amante del sounding. Su juguete preferido: un lápiz. Le entra entero dentro de su vergajo, tal y como podemos comprobar por las fotos. Pero lo mejor es el primer vídeo que ha querido compartir con todos los amantes del sounding y seguidores del blog. Es breve, pero intenso. Una breve follada de rabo pero llena de placer tanto para él, que no dejará de gemir mientras el lápiz penetra en su cipote, como también para todos aquéllos que tenemos la suerte de poderle ver. Su segundo vídeo ya no será tan breve, pero ése lo dejaremos para mañana. Os dejo hoy con éste para ir abriendo bocas, dejando que soundmadrid vaya calentando el ambiente. ¡Muchas gracias por haber querido compartir tan buen material con nosotros, soundmadrid! ¡Disfrutadlo morbosetes!





domingo, 18 de enero de 2015

Presentando a Matteo Valentine con un penis plug


Podría pensarse por su nombre que este velludo tiarrón es italiano, pero su acento escocés indica todo lo contrario. Matteo Valentine podría también parecer un chico muy normal, casi del montón, pero sin embargo su morbo es espectacular, y algunas productoras del porno gay lo han sabido ver. Una de ellas ha sido Butch Dixon. Ha querido ver follar al actor con otros espectaculares fichajes, pero sabía que el morbo de Matteo puede hacerle brillar incluso en solitario. Matteo Valentine se ha puesto solo delante de las cámaras, y Butch Dixon le ha pedido que se metiera un penis plug por la polla. La apuesta no ha fallado. Matteo nos ha sorprendido a todos follándose la verga sin parar. No ha querido confirmar si era o no la primera vez que lo hacía, pero le ha cogido el truco enseguida y nos ha brindado todo un espectáculo de sounding, de morbo, y sobre todo de mucho placer. ¡Disfrutadlo!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...