Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding o el arte de meterse cosas por la polla

Sounding foro:

¡Ya estamos en Twitter!

¡Ya estamos en Twitter!

domingo, 18 de mayo de 2014

Tipos de dilatadores médicos uretrales: Dittel, Hegar y Pratt


Estimados morbosetes y amantes del sounding: seguramente a estas alturas muchos de vosotros sabréis que uno de los mejores artículos para practicar sounding y jugar con nuestra uretra es el dilatador médico uretral. Este útil sanitario, diseñado fundamentalmente para, como su nombre indica, dilatar el conducto urinario o uretra (bien por estrechez natural de la misma, o por cerramiento del caño en algún punto concreto como resultado de alguna enfermedad o padecimiento urológico), y tomado después como juguete por todos aquéllos a los que introducir un objeto dentro del pene supera los límites de la medicina, puede presentarse, sin embargo, en diversos diseños, ideados todos y, en definitiva, para poder ser introducidos dentro del canal uretral logrando alcanzar el bien médico perseguido sin dañar el órgano genital. En la actualidad, son cinco los modelos de dilatadores médicos uretrales más habituales no sólo en el mundo de la medicina, sino también en el mundo del sounding. Todos ellos están fabricados, como la mayoría del material médico o quirúrgico, con acero inoxidable, presentándose cada tipo en un variado número de grosores, diferenciados según los milímetros que marcan su diámetro. Podemos distinguir así entre los dilatadores médicos uretrales de tipo Dittel, Hegar, Prat, Rosebud y Van Buren, de los que os hablaré en dos entradas, centrada ésta en los tres primeros de ellos.

- Dilatadores Dittel:

Los dilatadores de tipo Dittel son, en cuanto a su diseño, los más sencillos. Se trata simplemente de una varilla metálica recta, cilíndrica, redondeada en la punta a ser introducida dentro del pene, de igual grosor en todo su largo a excepción de la terminación última donde, para poder ser asido con facilidad, presenta una plancha plana que forma parte de la misma fábrica del dilatador en sí, donde figura habitualmente el número de grosor del mismo. El hecho de que sea totalmente recto hace que sea uno de los preferidos para los principiantes en el mundo del sounding. Sin embargo, esta misma cualidad impide que el dilatador sea pueda ser introducido más allá de la curvatura infrapúbica del conducto uretral.











- Dilatadores Hegar:

Los dilatadores médicos uretrales del tipo Hegar son los más conocidos y utilizados dentro del mundo del sounding. A diferencia de los dilatadores Dittel, los dilatadores Hegar presentan una curvatura ideada para facilitar la introducción del mismo en la uretra, y poder superar sin dificultad tanto la curva prepúbica (en caso de ser insertado en estado de flacidez del pene), como la infrapúbica. Existen los dilatadores Hegar que, parecido al caso de los Dittel, presentan en la terminación opuesta a aquélla redondeada e indicada para ser introducida dentro del falo, un planchado de la propia barra cilíndrica que conforma el dilatador, diseñado para poder ser éste cogido con facilidad, y donde incluir inscrito el número de grosor del mismo. Sin embargo, los dilatadores Hegar más usados ofrecen, por el contrario, una curvatura doble, semejando dos dilatadores Hegar unidos por sus terminaciones contrarias pero cuya curvatura se orienta hacia lados opuestos, cuya función es no sólo la de poder agarrar el dilatador mientras introducimos el mismo en el pene, sino además poder usar el útil por ambos lados, al poseer en muchos casos diámetros distintos en cada una de sus partes, o incluso introducir entero el mismo dentro de la verga, que en estado de flacidez presenta sus curvaturas, prepúbica e infrapúbica, igualmente orientadas hacia lados opuestos una y otra.














-Dilatadores Pratt:

Los dilatadores uretrales de tipo Pratt son bastante semejantes a los dilatadores Hegar. Al igual que los segundos, presentan una ligera curvatura que facilita la introducción del útil dentro del conducto urinario. Sin embargo, el curvado no es continuo a lo largo de todo el dilatador, sino que se ofrece únicamente en el extremo a ser insertado, mostrándose el resto del largo del dilatador recto, como si de una simbioisis entre los dilatadores Dittel y Hegar se tratara. Esta terminación curvada puede ser ofrecida además en otra variedad dentro del mismo tipo de dilatador. En este caso, la porción de dilatador que figura previa al ángulo de curvatura sería recto, curvándose después para continuar completamente allanado a lo largo del resto del artículo. Como en el caso de los dilatadores de tipo Hegar, los Pratt también pueden ser presentados con terminación doble, o bien con terminación única, teniendo en este último caso un planchado en el extremo contrario a aquel diseñado para ser introducido, ayudando al agarre y donde poder inscribir el número de grosor del mismo.













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...